SOLICITE SU CITA
PIDA CITA »

maloclusion

¿Qué consecuencias y soluciones tienen los problemas de oclusión? ¿Por qué mis dientes no encajan adecuadamente en la mandíbula? Conoce qué es la maloclusión y los diferentes tipos de tratamiento para tratarla de forma efectiva

Son preguntas clásicas que nos hacemos cuando nuestros dientes no encajan bien en la mandíbula. Podemos estar acostumbrados desde pequeños, pero cerrar mal la boca no sólo forma parte de errores frecuentes en nuestros hábitos diarios, sino que puede acarrearnos problemas serios en nuestra salud si no se adoptan las medidas adecuadas de prevención. “El 75% de los niños y adolescentes”, según un estudio del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona”, presenta alineamientos defectuosos en la dentadura. Y en términos generales, tal y como coinciden la mayor parte de los expertos en medicina, esta problemática afecta al 90% de la población y se agrava cuando estamos sometidos a mucho estrés, lo que puede ocasionar dolores de cabeza, molestias en el oído, mareos y otros síntomas.

En el siguiente artículo explicamos detalladamente qué es la maloclusión dental, incidiendo en las causas y consecuencias, al tiempo que informamos sobre los diferentes tipos los consejos y soluciones más destacados de Coinsol para revolver las preguntas que todos nos hacemos al respecto. ¿Conoces a qué edad se recomienda ir al ortodoncista por primera vez? ¿Quieres evitar que tus niños tengan este problema en la edad adulta? Sigue leyendo nuestro artículo y descubrirás todo lo que debes saber para proteger la salud de tus dientes y la de tus niños.

 

Problemas de oclusión

Muchas personas relacionan los problemas de oclusión sólo y exclusivamente con la estética. Pero no se trata de un inconveniente puntual o de modas para mejorar nuestra imagen. Es importante estar concienciados de que el hecho de no tener bien encajados los dientes puede llegar a provocar caries dental y enfermedades en las encías. Y más cosas: disminuir la calidad de la masticación es caldo de cultivo para tener problemas digestivos, estreñimiento, gases o una mala nutrición y digestiones deficientes muy perjudiciales para la salud del individuo.

La estética desde luego que es importante. Conseguir una sonrisa bonita es tarea obligatoria de los dentistas, para ayudar a mejorar la autoestima y hacer ganar a las personas en calidad de vida, aunque lo prioritario es siempre combinar la salud dental con la mejora de la imagen, sobre todo realizando diagnósticos y seguimientos a los pacientes desde la niñez, pasando por la adolescencia y hasta la etapa adulta.

La asociación americana de ortodoncia recomienda que la edad ideal para visitar al ortodoncista es a los 7 años, ya que problemas severos de crecimiento o de apiñamiento dental pueden llegar a ser corregidos fácilmente antes de terminada la pubertad.

 

Qué es maloclusión

La maloclusión ocurre cuando hay un contacto irregular entre los dientes del maxilar superior con los del inferior, es decir, al cerrar la boca no encajan los dientes adecuadamente en la mandíbula y se originan problemas con la mordida. Apretamos mal los molares de arriba con los de abajo. Generalmente este problema deriva de una alteración del crecimiento óseo, lo que impide una correcta función del aparato masticatorio, de ahí las consecuencias adversas en nuestro aparato digestivo.

 

Tipos de maloclusión

Todo depende del paciente, por ello en Coinsol damos mucha importancia a la primera visita, para diagnosticar y ser más eficientes en los tratamientos. Existen varios tipos, de las más severas a las más graves:

  • Clase I. Cuando los maxilares están bien alineados pero los dientes no encajan bien. Puede haber dientes demasiados grandes o pequeños para el conjunto de nuestra mandíbula, lo cual dificulta la masticación y puede generar caries y enfermedades en las encías.
  • Clase II. Los dientes de arriba sobresalen con respecto a los de abajo debido fundamentalmente a una posición retraída de la mandíbula. En pacientes adultos si esta deficiencia es muy grande puede requerir cirugía.
  • Clase III. Es menos frecuente. Responde a un mal crecimiento del maxilar superior o un exceso de crecimiento de la mandíbula, que deforma el aspecto de la cara. Si es muy grave, se requiere un tratamiento de ortodoncia con cirugía para su corrección adecuada.

Otras de las causas más comunes de los problemas de oclusión son:

  • Mordida cruzada. Uno o más dientes, ya sea de los anteriores o de los molares, puede estar en una relación invertida con su antagonista.
  • Mordida abierta. Cuando no pueden chocarse los bordes de los dientes de adelante, a pesar de que los molares sí contactan.
  • Mordida profunda. Los dientes superiores cubren demasiado a los inferiores, llegando en algunos casos a contactar con la encía del paladar al masticar, inhibiendo el crecimiento normal de la mandíbula en pacientes jóvenes.

 

El tratamiento de ortodoncia

Una vez analizado el problema, Coinsol propone soluciones, adaptando el tratamiento a las necesidades del paciente. Hay muchas técnicas que ayudan a resolver la maloclusión, bien con aparatos removibles de Ortodoncia, cuando la maloclusión es leve; con aparatos fijos, así como con la ortopedia maxilar, que se utiliza  sobre todo cuando hay deficiencias en el esqueleto de la cara.

En Coinsol se ha desarrollado de la mano del Profesor Solano la técnica multisecuencial (MSE) de gran divulgación, que el doctor aplica con gran éxito en sus pacientes, para la corrección de todo tipo de malformaciones desde el niño al adulto.

Unos dientes bien alineados y una adecuada mordida permiten entre otras cosas evitar desgastes producidos por contactos prematuros, pero también previenen la acumulación de placa bacteriana responsable de la caries y de problemas en las encías.

 

Contacta con Coinsol para que tengas el mejor diagnóstico y las técnicas más novedosas en tratamientos de ortodoncia.

 

Vídeo sobre los tipos de Maloclusiones

CategoryOdontopediatría
Escribe un comentario:

*

Tu email no será publicado.

© 2016 - Clínica Dental Coinsol