El dentista para niños de 6 a 18 meses

Cuidado de los dientes de leche.

Los dientes temporales, o de leche, comienzan a salir a los 6 meses de edad aproximadamente. Como regla general, los dientes inferiores hacen erupción antes que los correspondientes del arco superior. A los 2 años puede estar finalizada la erupción de los 20 dientes, por lo que a partir de los 6 meses es importante moderar el uso del biberón, crear hábitos alimenticios y evitar los líquidos con azúcar.

  • La primera visita al odontopediatra debe ser antes de su primer cumpleaños, con la erupción de sus primeros dientes. El objetivo de esta visita es que el odontopediatra le enseñe las herramientas para evitar que su hijo padezca de caries, no para tratarlo. El odontopediatra examina los dientes que van erupcionando, las encías, los maxilares, comprueba si se esta realizando bien la higiene bucodental, y le da consejos sobre el correcto cepillado y hábitos saludables para su hijo. Estos consejos y el asesoramiento temprano del odontopediatra le ayudarán a que nunca sufra de un dolor de muelas o pase por una anestesia dental.
  • No se debe mojar el chupete ni la tetina del biberón en azúcar para que el bebé se quede más tranquilo, ni dejar que se duerma mientras bebe del biberón. Hay que evitar fuentes de azucares, especialmente durante los primeros 2 años. A partir de los 12 meses se recomienda ir retirando el chupete y hacerlo de forma definitiva a los 2 años.

¿Qué consecuencias puede tener una caries en los dientes de leche?

Dolor intenso, visitas de urgencia y hospitalizaciones por infección facial, disminución de su desarrollo físico, mayor índice de caries en los dientes permanentes. Afectación de los dientes permanentes (del esmalte, del camino de erupción, de la posición de estos en la arcada, etc).

¿Cómo realizar el cuidado de los dientes de leche?

Lo ideal es limpiar los dientes después de cada comida. Sería recomendable hacerlo tres a dos veces al día como mínimo antes de dormir. El momento más importante es cuando vamos a ponerlos a dormir, ya que cuando el bebé duerme no hay producción de saliva. La limpieza puede ser con gasa o algunas veces con un cepillo para bebés. Para facilitar el cepillado puedes tumbar a tu bebé para tener mejor visibilidad y acceso.

Cuidamos la salud bucodental de sus hijos