Brackets metálicos

Brackets metálicos tradicionales.

Se colocan en la superficie externa de los dientes. Su activación es sencilla por lo que son los más empleados en pacientes adolescentes.

  • Los brackets de baja fricción como Damon son la tecnología más moderna que existe para conseguir una sonrisa perfecta.
  • Estos nuevos sistemas han conseguido reducir el tiempo de tratamiento.
  • En la mayoría de casos sin necesidad de extracciones de dientes y con menos molestias.
  • Se trata de brackets metálicos de última generación que, combinados con alambres de alta tecnología, crean un sistema de baja fuerza y baja fricción.
  • Permite que el movimiento dentario sea más rápido, más confortable y más eficiente.