SOLICITE SU CITA
PIDA CITA »

Descubre la importancia del cuidado de tus encías con periodoncia en Sevilla y consejos y claves para evitar la aparición y progresión de la enfermedad periodontal o periodotitis, también conocida como “piorrea”. Todo lo que tienes que saber para un buen diagnóstico gracias a Coinsol.

La gingivitis es el estadio inicial y forma más común de la enfermedad periodontal que afecta al estado de la encía sin implicar los tejidos de soporte del propio diente. Se trata de un proceso inflamatorio reversible tras realizar el tratamiento adecuado. A diferencia de la gingivitis, la periodontitis afecta el aparato de inserción o sujeción del diente, atacando al hueso de soporte que lo rodea, llevando a la pérdida dentaria en los estadios más avanzados de la enfermedad. Esta destrucción es además irreversible, favoreciendo un mayor acumulo de bacterias y progresión de la enfermedad, lo que pone en peligro la supervivencia de los dientes.

Ambos procesos inflamatorios, gingivitis y periodontitis, presentan una etiología común causada, principalmente, por las bacterias de la placa dental, aunque en la periodontitis también existen otros factores (genéticos, ambientales y locales entre otros) que influyen en su aparición y desarrollo. Es un estado avanzado de la gingivitis.

La periodontitis desencadena la aparición de síntomas precoces como mal aliento y sangrado de encías, pero que resultan indoloras para el paciente, lo que hace que su detección sea más común en estados avanzados de la enfermedad, cuando el paciente percibe movilidad dental,  “dientes más largos” o incluso la pérdida de piezas dentales. Con el fin de evitar estos problemas, te recomendamos algunos consejos y explicamos nuestros tratamientos, ya que estas patologías afectan a una gran parte de la población de todo el mundo.

Concretamente en España, según los últimos datos publicados por Bravo-Pérez y col. 2006, más de la mitad de la población presenta algún problema de encías, incrementándose proporcionalmente según la edad: en adultos de edades comprendidas entre 35-44 años, sólo un 14.8% tiene encías sanas,  un 59.8% gingivitis y el 25.4% periodontitis. En personas mayores de 65-74 años, las encías sanas representan un 10.3%; 51.6% gingivitis y el 38% periodontitis.

La periodoncia es la especialidad que estudia la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades alrededor del diente, con el objetivo de recuperar la salud de las encías y tejidos de soporte dentarios mediante la eliminación de la placa bacteriana debajo de la encía, así como frenar la progresión de la pérdida de hueso causada por la enfermedad.

La importancia del cuidado de las encías

Las enfermedades periodontales tienen una implicación que se presenta, fundamentalmente, en dos niveles: a nivel local, en la boca,  y a nivel sistémico, afectando el resto del cuerpo. En el primer caso, la consecuencia más importante es la pérdida dentaria, precedida por signos y síntomas como sangrado y dolor de encías, mal aliento, retracción gingival y movilidad dental (a veces imperceptible por el paciente),  lo que produce efectos estéticos irreversibles en los estados más avanzados que influyen sobre una correcta función o masticación.

Sin embargo, su implicación sistémica no es menos importante, aunque sí puede pasar desapercibida hasta ocasionar graves problemas de salud , ya que la presencia de grandes cantidades de bacterias debajo de la encía aumenta la probabilidad de pasar a la sangre, afectando otras localizaciones del organismo, lo que conlleva un aumento del riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, tener parto prematuro o descompensación de diabetes, entre otros.

La salud de nuestros dientes depende en gran parte de la de las encías: su característica principal es proteger la base dentaria y su unión a los huesos de los dientes, siendo la clave del éxito de cualquier tratamiento dental que vayamos a realizar.

Antes de comenzar el tratamiento periodontal, en una primera visita realizaremos un estudio Periodontal, donde se registra la pérdida de hueso que presenta cada diente mediante un periodontograma. Esto va acompañado de una serie de radiografías que nos ayudarán al correcto diagnóstico y plan de tratamiento personalizado para cada paciente, según el nivel de afectación. El objetivo de realizar este registro es poder compararlo en distintas visitas para ver cómo evoluciona la higiene y las bolsas periodontales tras el tratamiento.

La primera parte del tratamiento consiste en la eliminación del cálculo bajo la encía mediante una descontaminación profunda con curetas y ultrasonidos, denominada raspado y alisado radicular o fase básica del tratamiento periodontal. Dicho tratamiento se realiza bajo anestesia, sin resultar molesto para el paciente. Tras un mes o mes y medio después de haberlo realizado, se realizara una reevaluación para analizar su respuesta. En base a la situación adquirida se establecerá el siguiente paso: la necesidad de tratamiento periodontal quirúgico, en los casos en los que persistan bolsas periodontales profundas o sangrado, o directamente fase de mantenimiento periodontal, generalmente realizado cada 4 o 6 meses.

Calidad en la prevención con Coinsol

Nuestro objetivo es prevenir las enfermedades que afectan a los dientes y encías mediante un diagnóstico temprano, lo que permite evitar  futuras complicaciones, ofreciendo el mejor servicio de calidad para alcanzar la salud dental de nuestros pacientes.

Si tiene problemas de encías, venga a visitarnos a Coinsol, donde nuestro equipo de especialistas le explicará su diagnóstico y tratamiento indicado.

Cubrimos todas las necesidades de los pacientes en todas las áreas de Ortodoncia, Odontopedriatría, Estética Dental, Prótesis e Implantología, entre otras.

¡Te esperamos!

 

CategoryPeriodoncia
Escribe un comentario:

*

Tu email no será publicado.

© 2016 - Clínica Dental Coinsol