Open/Close MenuClínica odontológica multidisciplinar en Sevilla

SOLICITE SU CITA
PIDA CITA »

encía sangre

Las recetas de Coinsol para solucionar los problemas de encías: conoce la respuesta para combatir mal aliento y sangrado de encías

A más de uno de nosotros nos ha sucedido alguna vez durante alguna época el sagrado de encías y nos hemos preguntado cual puede ser el motivo de este desagradable efecto. Si durante el cepillado descubrimos que nuestra encía sangra, no hay que alarmarse ya que siempre no es un hecho grave, pero es importante observar si esto nos ocurre con frecuencia y visitar a nuestro especialista en encías.  Debemos de tener en cuenta que el sangrado no es signo normal de salud gingival y es el síntoma más precoz que nos advierte que existe un problema. La boca alberga más de 300 tipos de diferentes bacterias y muchas de ellas son potencialmente dañinas para el periodonto (estructura que recubre y da soporte a nuestros dientes).

Coinsol, de la mano de nuestra especialista en encías, la Dra. Patricia Solano nos explica en este post las causas y manifestaciones más frecuentes del sangrado de las encías, así como algunas propuestas fáciles de entender para tener una boca sana gracias a las adecuadas medidas de prevención.

Causas

La causa más frecuente del sangrado de encía es la inflamación gingival producida por el acúmulo de placa bacteriana, lo hacen como respuesta ante la presencia permanente de bacterias, y por lo tanto, son el signo de que en tu boca se está desarrollando una enfermedad.

Cuando se produce una alteración en el equilibrio de las bacterias que habitan en la boca integradas en un ecosistema, inducido por el acumulo de restos de alimentos entre los dientes, se inicia un proceso de inflamación y sangrado de las encías; síntoma claro de que nos encontramos ante una enfermedad periodontal.

La principal razón por la que se produce una acumulación excesiva de placa bacteriana que haga que se desarrollen enfermedades como la gingivitis y la periodontitis es una mala higiene dental.

Las enfermedades periodontales se dividen en dos estadios, uno inicial y reversible y un segundo estadio más avanzado e irreversible:

  1. La gingivitis es la enfermedad periodontal donde se produce una inflamación de las encías con visible sangrado, debido a la acumulación de placa bacteriana. Este hecho es independiente de la edad del paciente, pudiendo aparecer a cualquier edad, aunque su mayor prevalencia es en adultos mayores de 35 años. Es más, según la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA), se trata de una patología que afecta casi al 60% de la población.

  1. La periodontitis, por su parte, es el estadio avanzado de la enfermedad del periodonto o aparato de inserción de los dientes (tejidos como el ligamento periodontal y el hueso alveolar, estructuras vitales para sostener y soportar los dientes), qué además de la inflamación y el sangrado de encías visible, muestra acumulación de sarro o cálculo bajo la encía, afectando a los tejidos de soporte del diente (encia y hueso que rodean los dientes), poniendo en riesgo su salud y permanencia. Se trata de una patología menos común que la gingivitis, siendo más frecuente en adultos. Según la SEPA esta enfermedad afecta a un 25,4% de personas, sin embargo sus posibles consecuencias exigen una rápida actuación para combatirla.

Manifestaciones

Cuando existe una enfermedad de las encías es habitual que además del sangrado se produzcan otros síntomas que nos ayuden a identificar el problema.

  • En el caso de la gingivitis se pueden observar otros síntomas en la encía como su enrojecimiento, zonas con inflamación localizada y sensibilidad durante el cepillado. Además del sangrado de las encías, suele aparecer el mal aliento derivado del sarro acumulado.
  • En los casos de periodontitis, también conocido como “piorrea” además de los síntomas anteriormente descritos, pueden aparecer movilidad dental y bajada de la encía o recesión  gingival, lo que denota la pérdida de hueso que soporta los dientes.

Sin embargo, el sangrado de encías no se produce únicamente por la presencia de una enfermedad periodontal, sino que existen otras causas que lo provocan y que es imprescindible conocer para saber actuar ante ellas.

Otras causas del sangrado de encías. Los siguientes son algunos de los factores que pueden afectar al sangrado de encías:

  • Cepillarse los dientes con fuerzao de forma agresiva
  • Cambios hormonales asociados al embarazo, la pubertad, el ciclo menstrual…
  • Trastornos hemorrágicosque afecten a la coagulación normal de la sangre
  • Enfermedadescomo leucemia, escorbuto, diabetes, anemia, hepatitis, cáncer…
  • Factores genéticos
  • Falta de nutrientescomo la vitaminas C y K
  • Cardiopatías
  • Toma de determinadosmedicamentos
  • Estrés
  • Bruxismo

La mayor parte de los pacientes nota una desaparición total o parcial de este síntoma tras el tratamiento. No te preocupes, Coinsol está aquí para ayudarte. Vamos a proponer consejos prácticos para conseguir una boca saneada.

Prevención

En casos leves, el remedio para evitar el sangrado de encías depende en muchos casos de la causa que lo provoca. En algunos casos, si el sangrado es ocasional y leve, puede detenerse simplemente con el uso de un enjuague bucal especial para las encías y reforzar la higiene dental diaria. Para ello, te aconsejaremos el uso de algunos complementos como enjuagues y seda dental, que ayudaran a eliminar los restos de placa.

A pesar de que pueda parecer contradictorio, el cepillado es la mejor manera de desinflamar las encías sangrantes y hacer que éstas vuelvan a la normalidad. Habitualmente, cuando se produce el sangrado gingival durante el cepillado, la reacción más común es detener el cepillado. Sin embargo, el abandono de la higiene dental sólo agravará el problema, lo que se verá reflejado en un mayor sangrado de encías conforme avanza este periodo de interrupción de la higiene dental . Un cepillado suave y disciplinado (después de cada comida), insistiendo especialmente en las zonas más afectadas, ayudará a mejorar los síntomas.

Tras nuestro mejor diagnóstico, para valorar si esta afectación de la encía es leve o grave, realizaremos el tratamiento específico según necesidades del paciente. La mejor forma de prevenir es mantener una correcta higiene oral. Es el pilar de la prevención, pero no el único, ya que esto se debe de acompañar de previsiones periódicas al dentista.

Para los casos más graves realizamos un estudio periodontonal clínico y radiológico. Si lo estima necesario el especialista se realizarán algunas pruebas complementarias. La fase inicial o básica del tratamiento va dirigida desinflamación mediante la eliminación de sarro o cálculo endurecido formado por bacterias debajo de la encía mediante el raspado y alisado de las raíces, siendo necesaria la cirugía cuando los daños son más profundos.

Nuestros tratamientos y seguimiento están siempre están realizados por un equipo de especialistas empleando técnicas mínimamente invasivas y sin dolor.

Aquí os dejamos algunos consejos y recomendaciones que ayudarán a prevenir la inflamación y sangrado de encías y que, en general, mejorarán tu salud buco-dental:

  • Utiliza un cepillo de cerdas suavesen tu higiene después de cada comida. Evita un cepillado demasiado enérgico que puede producir lesiones en el tejido gingival.
  • Usa la seda dentalpara acceder a los espacios interdentales a los que no llega el cepillo de dientes.
  • Complementa la higiene dental con complementos comoirrigadores bucales (también denominados Waterpik) o cepillos interproximales que ayudan a limpiar la boca profundamente.
  • No te olvides de limpiar tu lengua. Bajo ella se ocultan hasta el 70% de las bacterias que residen en nuestra boca, por lo que mantenerla limpia evitará la aparición de una enfermedad periodontal.
  • Sigue una dieta equilibrada. Reduce el consumo de azúcar que facilita la acumulación de sarro y come más fruta y verdura.
  • Evita el tabaco. Las toxinas de los cigarros favorecen inflamación de las encías; es más, un fumador tiene un 600% más de probabilidad de desarrollar una enfermedad periodontal.
  • Bebe mucha agua. Gracias al agua que consumimos ayudamos a eliminar gran parte de las bacterias que se producen en nuestra boca y por lo tanto, evitamos la acumulación de sarro.

Coinsol pone a tu entera disposición todos sus servicios para garantizar la salud de tus dientes.

Nuestra clínica está ubicada en la calle Manuel Siurot de Sevilla. También puedes pedir cita a través de nuestra web. Estaremos encantados de atenderte.

CategoryCoinsol Dental
Escribe un comentario:

*

Tu email no será publicado.

© 2016 - Clínica Dental Coinsol